Suscríbete a nuestro boletín
11 ago 2020
RAYANOS

ASTROTURISMO

De Alqueva hasta la luna y vuelta

El sector turístico empresarial del Gran Lago crea un club para potenciar la primera ruta transfronteriza dedicada al turismo de estrellas que existe en el mundo

Por Esmeralda Torres

06 febrero 2020

Quién no guarda algún recuerdo de una noche de verano, en el pueblo de los abuelos o la villa donde, verano tras verano, pasaba las vacaciones en familia. Y quién no rememora un manto de estrellas como telón de fondo a una playa, una montaña o un llano rural. Contemplar el cielo nocturno es uno de los mayores y más primitivos placeres que ha experimentado el ser humano, aunque es un privilegio no apto en cualquier paraje: no todos los cielos conceden ver constelaciones y estrellas fugaces, y mucho menos no todos permiten emprender un viaje hasta la Luna y vuelta como el que parte de Alqueva, el Gran Lago que acoge la primera ruta transfronteriza de astroturismo del mundo.

Apreciar la belleza del firmamento era uno de los hobbies favoritos de nuestros ancestros. Coinciden en ello muchos arqueólogos, que relacionan las estructuras megalíticas con el paso de cometas o estrellas en el cielo. “Se cree que los prehistóricos veían como sobrenatural o llamativo los fenómenos astronómicos y era su modo de plasmarlos”, afirma Joaquín Fuentes, guía de Extremadura y uno de los integrantes del club que trabaja en la primera ruta transfronteriza dedicada al astroturismo que recorrerá el paraje natural de Alqueva. “El entorno del Gran Lago es un espacio con un montón de recursos: gastronómicos, naturales, culturales, paisajísticos, artísticos, ornitológicos, etc. Y uno de los más importantes es su cielo nocturno, que además, es transversal a todo lo demás”.

No es ningún desatino. Alqueva fue - ni más ni menos - la primera reserva natural del mundo en conseguir la declaración como Destino Turístico Startlight. Un título que certifica las características únicas de su cielo nocturno en nombre de la Fundación Startlight, una institución avalada por el Instituto de Astrofísica de Canarias, la Organización Mundial del Turismo, la UNESCO y la Unión Astronómica Internacional. “Esto se debe, especialmente, a la baja contaminación lumínica que posee”, insiste Fuentes, al mismo tiempo que recuerda que fue el lado portugués el primero en conseguir esta distinción y que posteriormente, tras declararse la Reserva Natural de la Biosfera de Monfragüe, lo hizo también la orilla de Extremadura. “También ayudó la latitud de Alqueva, que trae consigo muchos días sin nubes en nuestra comarca, y la baja contaminación atmosférica”, continúa haciendo hincapié en la nula polución de este espacio. “En las ciudades hace un sombrero que también te impide ver el cielo, y eso aquí no pasa”.

Turismo de estrellas

Fueron muchos los antepasados que miraban al cielo como un acto bucólico. Y otros tantos, los que buscaron respuestas en el brillo del firmamento. A día de hoy, continúa contemplándose por mero placer. “El turista que se interesa por las estrellas es, digamos, un aficionado muy variado. Más del 90% de los interesados es gente común que busca vivir una experiencia”, apunta con rotunidad. “No busca la última estrella de la constelación sino un aspecto didáctico que le explique las constelaciones mezcladas con otras áreas como la mitología”, ejemplifica.

Fuentes lo sabe bien y de primera mano. Son muchas las rutas e itinerarios que ha organizado y que le han permitido examinar el interés creciente por los productos turísticos nocturnos. “En las visitas nocturnas todo es diferente”, asevera. Para argumentar por qué, asegura que la noche aporta un valor añadido sensorial. “Recuerdo una observación de estrellas al lado de Puente Ajuda. No solo es precioso ver las estrellas, sino también oler determinadas flores que solo huelen por la noche y escuchar, por ejemplo, el sonido del cárabo mientras contemplas la silueta del puente”, añade. “Es un compendio de estímulos”.

Si le piden que se quede con un solo lugar de Alqueva, resopla admitiendo que es imposible. Descarta la parte más norte por su cercanía a Badajoz por ser la más afectada por la contaminación lumínica de Badajoz, que asegura que no es de gran influencia. “Incide en el norte pero eso no quiere decir que esa parte no tenga muy buen cielo también”. Pero es incapaz de quedarse con una única localización. “En el embarcadero de Villareal y cerca del castillo de Alconchel se han ubicado miradores celestes. Éstos son sitios buenos para ver las estrellas, pero hay muchos más”.

‘Extremadura, buenas noches’

La Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) ha sido el escenario elegido para dar a conocer la iniciativa del sector empresarial de Alqueva por potenciar la que será la primera ruta transfronteriza de astroturismo del mundo. “Un total de 16 empresas de la parte española de Alqueva han recibido formación” para trabajar en la promoción de Alqueva como primer destino internacional dedicado al turismo de estrellas, aseguraba Manuel José González Andrade, diputado de Turismo de la Diputación de Badajoz y alcalde de Olivenza. Una iniciativa privada que ha sido respaldada por la institución provincial y que ya había germinado en la orilla portuguesa. Él mismo aseguraba que “el astroturismo nos está dando la oportunidad de crecer en materia turística y de que surjan nuevas empresas que generen empleo en el territorio”.

Para sacarle partido es fundamental cuidar de este cielo rayano. “Los municipios hemos puesto en marcha ordenanzas que la Fempex  - Federación Extremeña de Municipios y Provincias - ha trasladado, y que va en consonancia con la estrategia Extremadura, buenas noches de la Junta de Extremadura”, comenta el alcalde oliventino. Una postura que subraya Fuentes y el mismísimo Instituto Astrofísico de Canarias, “considerado el más avanzado y los mejores de España”, recalca el guía. “Uno de sus científicos asistió a la presentación y alabó la gestión de la Junta por abordar de forma transversal su cuidado”. En esta línea, el hombre recuerda que este plan se ven implicadas diferentes direcciones generales y varias entidades con el fin de tratar el tema desde su vertiente turístico pero también desde la medio ambiental y económica, entre otras. “Es de las pocas comunidades que ha tomado la iniciativa de trabajar decididamente por la contaminación lumínica y hacerlo desde muchos frentes”, declara. “Por ejemplo, promoviendo la transición lumínica, el cambio a sistemas led: con tendencia a luces cálidas que contaminan muchos menos que las blancas y mejor posicionadas”.

Fuentes insiste en que esta iniciativa es solo el inicio de algo que promete turismo y economía para el territorio del Gran Lago. “Aún queda mucho por hacer”, recuerda. De lo que no hay duda, es de que el cielo rayano es una auténtica oportunidad para Extremadura y Portugal.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.rayanos.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.rayanos.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.