Suscríbete a nuestro boletín
17 jul 2019
RAYANOS

ESCAPADAS

Monsanto, la aldea (más) portuguesa que flota entre ‘penedos’

A 20 km de la frontera se sitúa un pueblo erigido en la piedra que cuenta con más de dos mil años de historia

Por Esmeralda Torres

24 mayo 2019

No es necesario adentrarse en territorio luso para conocer el pueblo más portugués, por no decir la aldea con más encanto y misticismo del país. Monsanto es una villa histórica asentada en la escarpada de Cabeço de Monsanto, a poco más de 20 kilómetros de la frontera española, y entre piedras graníticas, convirtiéndose esta peculiaridad en un encanto singular que pocos conocen. El pueblo se erigió entre grandes penedos rodantes integrándolos como una parte más de su peculiar fisionomía urbana. Una singularidad que le hizo valerse en 1983 del título de aldea ‘más portuguesa’ en un concurso nacional popular y con éste, de un escudo contra la modernización. Y es que la localidad apuesta por la conservación de su propia fisionomía urbana, que va más allá de las construcciones alrededor de piedras graníticas e incluye sorprendentes casas con entradas manuelinas y blasones de piedra.

Monsanto, turismo, turismo rural, Alentejo, escapadas
Ascenso hasta el castillo. Foto: RAYANOS MAGAZINE.

10:00 Escalar hasta la conquista

Si algo caracteriza a Monsanto es la altitud en la que se erige. Los 758 metros sobre los que se sitúa de forma repentina sobre el valle regala una inaudita panorámica del distrito de la Beira Baixa y la Extremadura más fronteriza. Pero estas vistas son una auténtica recompensa, la de subir hasta el punto más alto. El viajero debería aparcar en la Avenida Fernando Ramos Rocha, una de las más periféricas de la localidad y desde donde comenzará una ruta circular de unos seis kilómetros. La escarpada atravesará por impresionantes rocas graníticas que insinúan echar a rodar en cualquier momento. Fatigante pero merecedor.

MONSANTO
Vistas desde el castillo. Foto: LINDA LAURELIN. 

12:00 La huella de los Templarios

La ruta propuesta llevará al viajero hasta las ruinas de un viejo castillo. Se trata de los restos de una fortaleza datada del siglo XII que conserva poco más que las torres de Lucena y de Piao, la Porta da Traição y parte de su muralla, para algunos; y la huella de un monumento fetiche para toros. Y es que estos vestigios, además de ser un inigualable balcón a la Beira, están cargados de historia. Cuentan los investigadores que, tras expulsar a los musulmanes en el siglo XII, el rey Alfonso Henriques donó el lugar a la misteriosa Orden del Temple, manteniendo un carácter defensivo hasta años después de la Guerra de la Independencia, cuando explotó el polvorín custodiado por la iglesia del castillo destruyendo parte de la construcción. A finales del siglo XIX, lo que quedó de la fortificación terminó con su ‘vida guerrera’ para pasar a convertirse en uno de los monumentos nacionales de Portugal. Entre sus ruinas podrá visitar la semiderruida capilla de San Miguel y la restaurada capilla de Santa María do Castelo.

 

MONSANTO
Interior de Petiscos e Granitos. Foto: PROGESTUR CULTURA.

14:30 Una comida con vistas a la dehesa

A pesar de comenzar el descenso, en este punto del itinerario el viajero necesitará reponer fuerzas para continuar con la marcha. Lo hará en Petiscos e Granitos, uno de los restaurantes más frecuentados tanto por lugareños como por turistas. Los platos de carne y pulpo son los más populares de su carta, que peca de tradicional, aunque sin duda alguna la guinda se la lleva las vistas de su terraza, abocada a la dehesa.

Monsanto, turismo, turismo rural, Alentejo, escapadas
Panorámica de Monsanto, donde se aprecia la Torre do Relógio. Foto: RAYANOS MAGAZINE.

16:00 La vida católica

La visita a Monsanto continuará descendiendo por calles con tanto encanto como la Rua do Botelho, un ejemplo de agosta y empinada callejuela empedrada donde en cada esquina hay una sorpresa, muchas de ellas en forma de monumento religioso. Con mapa en mano - que podrá encontrar en el Posto de Turismo (Rua Marquês da Graciosa) - descubra y fotografíe la Capela de Santo António, la IGreja de Misericordia, la Antigua Capela do Socorro, el Arco de São Sebastião y y la Capela do Espiritu Santo para entender mejor la devoción católica de los portugueses. No pase por alto la Torre do Lucano o Torre do Relógio, una construcción del siglo XIV que luce orgullosa una réplica del gallo de plata, el emblema que la distingue como la aldea más portuguesa del país.

MONSANTO
Detalles de la fachada de Taverna Lusitana. Foto: RAYANOS MAGAZINE.

18:30 Meia de leite e bolo de nata

En Portugal, la hora del café es sagrada. Diríjase hacia el bar Taverna Lusitana para pedir meia de leite y algo de la deliciosa repostería portuguesa, y aproveche para deleitarse con la construcción. Si sorprende su terraza, construida sobre un gigantesco domo, más le sorprenderá su aseo, cuyas tuberías atraviesan otra roca gigante.

Monsanto, turismo, turismo rural, Alentejo, escapadas
Mirador de la Avenida Fernando Ramos Rocha. Foto: RAYANOS MAGAZINE.

19:30 Un atardecer en la dehesa

Antes de despedirse de Monsanto llegue hasta el tramo de la GR-22, la ruta portuguesa que transita por aldeas históricas y que a su paso por esta localidad deja vestigios de una calzada romana. Y de ahí diríjase hasta el balcón de la Avenida Fernando Ramos Rocha para contemplar cómo el sol se esconde entre la dehesa, un entorno que recuerda a los bosques de encinas de Extremadura recordando cuan rayano es la cultura y el paisaje del municipio.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.rayanos.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.rayanos.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.