Suscríbete a nuestro boletín
22 ago 2019
RAYANOS

EVA MARTÍNEZ-MEDIERO, RESPONSABLE DE PROMOCIÓN DE EXTREMADURA TURISMO EN PORTUGAL

“Ese amor por Portugal que siempre me han inculcado creo que acabó materializándose de alguna forma”

Después de 14 años, la especialista en Turismo vuelve la vista atrás para enfocar los recuerdos de la Lisboa de antaño y del Badajoz que la vio marchar

Por Esmeralda Torres

22 mayo 2019

Recorre el stand, deambulante; posando su brillante mirada en los folletos que pretenden transmitir a los portugueses - y al mundo - la belleza que desprende Extremadura. A pesar de adorar la ciudad, y el país, que la acogió hace ya 14 años, Eva Martínez-Mediero recuerda dónde están sus raíces, y las alaba. Personal técnico de Promoción de Extremadura Turismo según su tarjeta de presentación, la pacense vuelve la vista atrás para enfocar los recuerdos que le trae la Lisboa de antaño, y los del Badajoz que la vio marchar.

- ¿Cómo llega Eva Martínez-Mediero a Lisboa?

- Creo que como la inmensa mayoría de los españoles que vivimos fuera de España, básicamente por amor. Por amor a un portugués que conocí a través de unos amigos en común. En ese momento empezó una historia a un lado y otro de la Raya que terminó por cuajar aquí, en Lisboa.


- Este tipo de historias siempre han existido en la Raya.

- Sí. Además creo que se da más el binomio portugués-española, más que al contrario; pero fíjate, yo soy de Badajoz y él era un chico de Lisboa. A mis padres siempre les ha gustado muchísimo Portugal. He ido muchísimo a Portugal desde que era bien pequeña. De hecho, creo que fuimos de los primeros españoles en poner los pies en el Algarve en los años ochenta, y ese amor por Portugal que siempre me han inculcado creo que acabó materializándose de alguna forma. Siempre he vivido mirando a Portugal.

diálogos, Eva Martínez-Mediero, Badajoz, Extremadura Turismo, turismo, Extremadura
Foto: RAYANOS MAGAZINE.


- ¿Qué tiene que ver aquella Portugal de su infancia con la de ahora?

- Creo que la forma de ser del portugués ha cambiado poco porque son muy diferentes de los españoles a pesar de la cercanía y de compartir una península. Pero sí que es cierto que los portugueses tienen una forma de ser mucho más pausada y tranquila que la nuestra. Somos distintos, y creo que eso no ha cambiado. Creo que ese Portugal tranquilo y pausado, y esa educación que yo veía en los años ochenta y que notaba en muchos casos que era diferente. Pero al mismo tiempo me sentía identificada con ellos. Me sentía en cierta parte algo portuguesa. Soy muy española, pero llevo 14 años viviendo en Lisboa y hay cosas que me he impregnado de ellas y las he interiorizado.


- Y hace 14 años, cuando llega a Lisboa, ¿cómo empieza su vida portuguesa?

- Llego a Lisboa un 1 de agosto, a Alfama. Con mi madre, que aparcó el coche en una calle repleta de palomas con olor a orín. Ella decía, dónde voy a dejar a mi hija, y yo pensando, dónde me voy a meter. Y nada, llegué a una casa compartida con dos brasileños. Vivía justo por encima del Club de Fado y fue una suerte. Tenía una terraza de interior, y como tenía que dormir con las ventanas abiertas porque era pleno mes de agosto y hacía mucho calor. Eso hacía que todas las noches escuchase fado, que me durmiese escuchando fado.

diálogos, Eva Martínez-Mediero, Badajoz, Extremadura Turismo, turismo, Extremadura
Foto: RAYANOS MAGAZINE.


- Supongo que entonces el fado le despertará cierta nostalgia, aún más si cabe…

- Yo había escuchado fado puntualmente pero sí es cierto que no tiene nada que ver con el actual, mucho más moderno. El fado que escuchaba era fado tradicional, el fado nostálgico que se muere de la pena, y me llamaba mucho la atención. Piensa que yo venía de España, del jaleo y del barullo, de la confusión y de lo escandalosos que somos para todo, y de repente te encuentras con eso. Para escuchar el fado hay mucho respeto, no se escucha como se escuchan determinados palos del flamenco. Y sí, me marcó mucho aquel mes de agosto escuchando todas las noches fado.

- Catorce años dan para mucho. ¿Han dado para querer volver a España?

- Alguna vez. Si vuelvo algún día, volveré a Extremadura, pero creo que ese momento ya pasó.


- Popularmente se dice que Portugal es un país menos desarrollado que España, al igual que se dice que Extremadura es una de las comunidades menos desarrolladas del país. ¿Encuentra parecidos?

- Ahora mismo creo que no. Quizá, cuando llegué hace catorce años, posiblemente sí: Lisboa era una ciudad totalmente diferente a la que hoy es. De hecho, yo llegué a Alfama y aquello estaba casi abandonado, había calles por las que no podías pasar porque no sabías qué te ibas a encontrar: calles muy oscuras, casas abandonadas, etc. Y ahora tú vas a Alfama y es un barrio más de la ciudad, algo impensable cuando yo llegué. En aquel momento esa falta de desarrollo o de decadencia que no encuentras en las ciudades españolas, en Portugal sí la encontrabas. Antes, ahora sí. ¿Relación de Lisboa con Extremadura? No. No, porque es una ciudad de mar.

diálogos, Eva Martínez-Mediero, Badajoz, Extremadura Turismo, turismo, Extremadura
Foto: RAYANOS MAGAZINE. 

- ¿Y cómo llega la oportunidad de trabajar en Extremadura Turismo?

- Llega por personas maravillosas que se acuerdan de ti. Yo ya llevaba aquí unos tres años, trabajé en varias empresas portuguesas. El mercado laboral portugués nunca me trató mal, nunca me faltaron oportunidades. Supongo que también porque el momento en el que yo vine, un perfil de persona española que hablaba español y que tenía esa facilidad de relación con España, fue algo que a muchas empresas portuguesas les atrajo en aquel momento. Y la oportunidad de trabajar en Turismo fue porque de pronto llegó una gran amiga mía que me dijo que había una convocatoria abierta y podía enviar mi currículum. Yo ya tenía una experiencia aquí y estaba habituada a la ciudad. También había trabajado en una empresa de comunicación y eventos y hablaba bien portugués, me comunicaba bien. Y tenía buenos contactos: creo que eso fue el detonante. Me contrataron y desde entonces bien. Ha habido muchos altos y bajos pero el momento actual es muy bueno porque las fronteras ya no existen.


- Ahora Extremadura, Alentejo y Centro van de la mano; incluso se podría decir que España y Portugal van de la mano. Pero eso no ha sido siempre así, hace unos años mirábamos de espalda a Portugal.

- Y yo creo que aún hay gente en Extremadura que no se acaba de dar cuenta de lo importante que es Portugal. Y es un error absoluto. Entre otras cosas porque nosotros tenemos al lado Portugal, y Portugal sí nos acoge, probablemente más que otra comunidad española. No por nada sino porque ellos nos ven de esa forma. Es cierto que el ejemplo que está dando Extremadura trabajando con Alentejo y Centro es un buenísimo ejemplo. No es fácil trabajar todos juntos: todo esto queda muy bonito dicho pero hay que trabajarlo, hay que hacer un seguimiento e insistir. Por ejemplo, algo que a mí me pasa es que no quiero que piensen que yo estoy imponiendo o tratando de mandar. Hay que tener mucho cuidado en no herir susceptibilidades, en tratar de que la relación con ellos sea fluida y respetuosa porque todos ellos saben que los portugueses aman España pero también tienen esa sensación de que los españoles los hemos mirado siempre con desprecio, por encima del hombro. Hay que tener mucho cuidado en ese sentido con esas cosas.

- Una de las cosas que más sorprenden de los portugueses es su alto nivel cultural. ¿Cree que eso lleva a que prefieran otros países más desarrollados, o con un mayor nivel cultural que España para pasar sus vacaciones?

- No. Los portugueses tienen mucho que decir, mucho que hablar: son muy competitivos y muy buenos en determinadas áreas. Creo que ellos ya nos miran de igual a igual, ya no agachan la cabeza. Portugal es el séptimo mercado emisor que entra en España mientras que para Extremadura es el primero. Extremadura como destino de vacaciones aún no está consolidado pero sí que es cierto que hay una información mucho más amplia sobre la región y mucho más interés. Unas relaciones que se trabajan mucho más y que ayudan a que ellos busquen una alternativa. España es una potencia mundial de turismo que ofrece muchísima oferta, y aunque el portugués ya tiene lo suyo busca también un destino alternativo, una España más tranquila, más virgen, más pura. Y Extremadura está entre sus preferencias. Está entre las seis comunidades autónomas más visitadas del país.

diálogos, Eva Martínez-Mediero, Badajoz, Extremadura Turismo, turismo, Extremadura
Foto: RAYANOS MAGAZINE.


- Supongo que desde Extremadura Turismo, al menos aquí, se potencian especialmente las citas transfronterizas como Terras sem Sombra…

- Terras sem Sombra ha sido una apuesta muy importante por un festival revelador a todos los niveles y muy auténtico, porque si hay algo que tiene de puro este festival es el hecho de ser un festival que, aparte del arraigo cultural, de la música y el ambiente en el que se mueve, son las vivencias que tienes con la gente que acompaña al festival. El festival no solo se limita a una cita musical que termina, no. Hay unas experiencias de biodiversidad y de contacto de naturaleza. De hecho, para mí, tras la experiencia que he tenido en Valencia de Alcántara y Olivenza, volver a Terras sem Sombra va a ser como ir a comprar el pan, algo que creo que voy a hacer fuera de Extremadura. Es la diferencia que marca este festival.

- ¿Qué diferencias hay entre el turismo extremeño y el turismo alentejano, dos regiones tan similares?

- No hay muchas diferencias. La principal y la que la marca es que Portugal tiene mucha relación con los países de lengua portuguesa, con las antiguas colonias: hay una relación muy próxima, trabajan juntos. Eso hace que un país como Brasil, con 200 millones de habitantes, vaya al Alentejo y sea el primer mercado fuera de Europa que recibe. En Extremadura no recibimos argentinos ni mexicanos, ¿cuál es la diferencia si la distancia es la misma?


- ¿Qué cree que estamos haciendo mal?

- Tampoco diría que estamos haciendo las cosas mal. Creo que son temas más históricos, más de memoria, del pasado, y que influye. No me explico por qué los brasileños entran por Lisboa y se van al Alentejo; bueno, sí: porque el Alentejo tiene un equipo que trabaja muy bien el destino. Yo creo que el turismo en Extremadura está cambiando, que las tendencias están cambiando, precisamente porque es un destino auténtico. Creo que deberíamos nutrirnos de todo lo que les entra a ello, y Extremadura saldría muy beneficiada.

diálogos, Eva Martínez-Mediero, Badajoz, Extremadura Turismo, turismo, Extremadura
Foto: RAYANOS MAGAZINE.


- Un paisaje: el Teatro Romano de Mérida.

- Un libro: cualquiera de mi padre.

- Una canción: My Way, de Frank Sinatra.

- Un color: el rosa.

- Un viaje: el que sea con la persona adecuada.

- Un sabor: el del jamón extremeño.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.rayanos.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.rayanos.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.