Suscríbete a nuestro boletín
28 oct 2020
RAYANOS

TRADICIONES

‘O Madeiro’ de Penamacor, una bienvenida al invierno rayano

En la víspera de Nochebuena, la villa prende una hoguera que permanece encendida durante la fiesta de Navidad

Por Esmeralda Torres

19 diciembre 2019

Penamacor es una pequeña villa portuguesa que, más allá de su ruinoso castillo, podría pasar desapercibida; excepto cuando la luz de diciembre le ilumina. Y es que este pequeño concejo, localizado a unos 15 kilómetros de la frontera y enclavado en plena Reserva Natural da Serra da Malcata, ha logrado darse a conocer por la viva celebración del ‘O Madeiro’, la tradición de prender la mayor hoguera del país en honor al Niño Jesús.

A pesar de que la celebración de ‘O Madeiro’ esté estrechamente relacionada con la Navidad, su origen se remonta a una celebración pagana que ya los celtas celebraban en el territorio. Era su particular bienvenida al invierno, y es que desde el Neolítico se festejaba con creces el hecho de que los días se impusieran poco a poco a las noches y los periodos de luz fueran cada vez mayores. Eran culturas que dependían enteramente de la naturaleza y el Nacimiento de Yule (luz) era crucial. De ahí que no faltase la fiesta en familia alrededor de una mesa decorada con esplendor.

La celebración cristiana transformó el Nacimiento de Yule en el Alumbramiento del Niño Jesús pero respetó el fuego en el ritual. Y en las Beiras y otras regiones del interior la mantienen, especialmente en Penamacor, donde la vitalidad de su celebración y la magnitud física de su hoguera le han valido para tomar el sobrenombre de ‘Vila Madeiro’. Y es que en esta localidad es costumbre que ‘O Madeiro’ alcance unas dimensiones descomunales frente a la Igreja de São Tiago, donde desde el 7 de diciembre se agolpan grandes troncos de roble y acebo. Los vecinos más jóvenes de Penamacor - solo los que cumplían en este año sus veinte primaveras - fueron los encargados de cortarlos y llevarlos hasta allí, a bordo de tractores y lanzando naranjas y ramos de naranjo al público, tal y como marca la tradición, y dando comienzo así a un programa de actos lúdico-cultural.

Navidad, Penamacor, Castelo Branco, O Madeiro, Beira
Hoguera navideña de Penamacor. Foto: VILA MADEIRO - PENAMACOR.

La peculiaridad de las dimensiones de ‘O Madeiro’ de Penamacor le lleva a estar encendido durante toda la Navidad. Como marca el ritual, se prende el 23 de diciembre, justo cuando faltan cinco minutos para la medianoche, y arde ininterrumpidamente durante varios días. La altura que alcanzan sus llamas iluminan la localidad a una larga distancia. Y, como dato curioso, pintar las fachadas de la Igreja de São Tiago y los edificios circundantes cada año es el precio que tiene que pagar por conseguir la mayor hoguera de Portugal.

Es cierto que esta gran hoguera es el principal atractivo de ‘O Madeiro’, pero no el único. Y es que‘Vila Madeiro’ completa cultural del pueblo la oferta a lo largo de dos semanas con un Mercadillo Navideño y las ‘tasquinhas’ que hacen que la Navidad, en Penamacor, se sienta de otra manera.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.rayanos.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.rayanos.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.