Suscríbete a nuestro boletín
16 sep 2019
RAYANOS

PLANES

Acordes femeninos y vino en un alto en Beirã

El cuarto 'Guitarras ao Alto' trae por primera vez artistas femeninas al Train Spot

Por Esmeralda Torres

30 mayo 2018

Si algún titular tilda la región del Alentejo es la de la gran desconocida. Pero si otro lo subraya -con fluorescente- es la de sensacionalmente sorprendente. Para pocos de los que se pierden en él pasa inadvertido, como tampoco lo pasó para Vasco Durão: “pensé que podía crear un evento musical diferente e íntimo que uniese el patrimonio del Alentejo, la guitarra y el vino”. Y así, casi por ebullición, nació el festival Guitarras ao Alto.

Guitarras ao Alto se encuentra en plena celebración de sus cuatro primaveras. Ni más ni menos. Si Vasco, su precursor y organizador, vuelve la vista atrás le envuelve la emoción. A caballo entre Lisboa y Estremoz, recorría desde hace cinco años cada rincón oculto del Alentejo, conociendo su enorme potencial cultural para explorar y desconociendo por qué nunca antes se había puesto en valor. Y, dejando entre ver su simpatía por la música, se plantó ante un auténtico desafío. “Quería valorar la guitarra como instrumento de elección y llevar a guitarristas contemporáneos portugueses para jugar a dúo en diferentes espacios, en salas poco convencionales”, rememora. Y con el mejor acompañamiento: “y quise hacer del vino alentejano la bebida de elección del acontecimiento”.

Guitarras ao alto, Marvão, Train Spot, festival de música, música, cultura, Alentejo
Guitarras ao alto en la edición de 2016 en Beirã. Foto: Luz&Raia

Con esta lista de ingredientes creó un evento sin precedentes en Portugal. “Un regreso a los orígenes y una valorización del interior del país”, apunta. O, en otras palabras, un himno a la guitarra y al espíritu alentejano que comenzó su andadura en 2015. Pero no fue hasta un año más tarde cuando su cartel llegó hasta la antigua Estação de Beirã-Marvão, hoy convertida en hostel. “Me alojé en el Train Spot con mi familia y sentí una fuerte empatía por Lina y Eduardo, inmediata y mutua”, señala. Pronto compartieron confidencias, como que el propietario quería programar un concierto allí, y comenzaron a estrechar las manos: en la segunda edición, este festival ya sonaba en Beirã. “Ver a dos guitarristas tocando sobre las vías del tren, con más de 200 personas sentadas en la estación y vaso de vino en mano… Es la esencia de Guitarras ao Alto”.

Guitarras ao alto, Marvão, Train Spot, festival de música, música, cultura, Alentejo
Guitarras ao alto en la edición de 2016 en Beirã. Foto: Luz&Raia

 

Tradición hecha acordes

Esta edición supone una entrega muy especial para la historia de Guitarras ao Alto. Por primera vez en su historia, el feminismo se apodera del cartel, y en Beirã no iba a ser menos. El próximo viernes, 1 de junio, Francisca Cortesão y Mariana Ricardo revivirán esas viejas traviesas con un sonido muy diferente, con “un concierto bellísimo a cuatro manos y dos voces”.  Y, como impone la esencia del festival, acompañadas de los caldos de Herdade de San Miguel.

Las entradas ya están disponible en la web de Guitarras ao Alto y el Train Spot. Incluyen el acceso a una estación llena de historia –la última antes de llegar a la frontera española-, una copa del mejor vino alentejano y el más codiciado regalo para los oídos: un paseo por la tradición del Alentejo hecha acordes.

Guitarras ao alto, Marvão, Train Spot, festival de música, música, cultura, Alentejo
Guitarras ao alto en la edición de 2016 en Beirã. Foto: Luz&Raia

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.rayanos.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.rayanos.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.